Etiqueta: reflexiones

Universidad Abierta (complemento a una gran propuesta)

Esta mañana he tenido el placer de leer en el tren de camino a Málaga, un post que se publico ayer titulado «propuesta: una Universidad Abierta» en el blog de David R. Jordan (@davidrjordan). No conozco personalmente a David, y eso que creo que hemos coincidido en algun evento, pero sin lugar a dudas me gusta mucho lo que dice y lo que propone. El post no es más que una propuesta en la que se justifica en base a una adaptación de otro post anterior donde se evaluaban los beneficios del Gobierno Abierto como esto puede extrapolarse al concepto de Universidad como administración pública (de hecho, lo es), englobando todo esto dentro de ese «dos punto cerismo» que tanto nos gusta y vinculándolo a Universidad 2.0.
Esto de la Universidad 2.0 no es nada nuevo, y como él mismo comenta en su post existen múltiples ejemplos y casos de uso que se han ido aplicando en nuestras universidades: campus virtuales, sistemas de automatrícula, tutorización online, etc.
En Noviembre del año pasado, tuve el placer de dar una charla en las Jornadas de Software Libre y Web 2.0 de la Universidad de Cádiz donde para explicar qué era el Gobierno Abierto ejecute un ejercicio de evaluación de cómo de alineada estaba la propia universidad con las acciones vinculadas a una buena gobernanza, sobre todo basándome en algo que creo que en el post de David se menciona pero quizás de pasada: la escucha activa como elemento vertebrador de los pilares de  participación y colaboración en Gobierno Abierto
No quiero decir que no se haga mención de esto, al contrario, sino que David pone el foco en algo muy interesante como es la comunicación bidireccional entre alumnado y profesorado que genera un beneficio asociado a una mayor implicación de ambos y el establecimiento de nuevos canales y espacios de trabajo, pero no entra desde mi punto de vista en algo tambien fundamental y que ademas va muy al hilo de lo que despues él mismo planteaba como una consulta en un tweet posterior a la publicación de su post: ¿Cómo exigir a una universidad que se alinee con el #oGov? 
Efectivamente, si solo nos centramos en esto, es bastante complicado, pero creo que se va bien encaminado en el momento en que se involucra no solo a los agentes nucleares de la comunidad universitaria (profesorado y alumnado), sino cuando también se involucra al PAS, profesorado como PDI y por supuesto cuerpo institucional vinculado a la Universidad como ente gubernamental. ¿Esto que quiere decir? Que hay que evaluar y tener en cuenta no solo el concepto de Universidad 2.0 tal y como conocemos ahora poniendo en foco en la mejora de las actividades vinculadas a la docencia a traves de las nuevas tecnologías – las cuales han garantizado que existe una buena escucha activa profesorado-alumno a traves de plataformas de campus virtuales – sino también en introducir el #oGov en el resto de la operativa propia de una Universidad.
Los ejemplos que ponia en el caso de la charla que di en la Universidad de Cádiz eran bastante claros, además de recientes, ya que hacia relativamente poco tiempo se acababan de celebrar elecciones a rector en la citada universidad. Lleve a cabo un estudio de la gestión de identidades digitales de los aspirantes a rector, identificando además que medios habian empleado para transmitir sus ideas, propuestas, etc. y como habian gestionado la finalidad de estos espacios. Las conclusiones a grosso modo que pudimos evaluar entre todos en la charla eran las siguientes:

  • Los cuatro candidatos emplearon un servicio fuera de la red corporativa de la Universidad para establecer nuevos canales de comunicación y difusión. Fundamentalmente redes sociales y sistemas de microblogging, concretamente un candidato solo uso Facebook, dos solo usaron Twitter y otro no uso ninguno de estos sistemas. Ninguno simultaneó varias alternativas de comunicación con la comunidad universitaria en base a estos servicios.
  • Adicionalmente dos de los cuatro aspirantes publicaron un blog. Uno desde dentro de la red corporativa de la Universidad y otro vinculado a un medio de comunicación, este ultimo era precisamente el que no empleo ningun servicio de los mencionados en el punto anterior.
  • Todos tenian espacio web especifico vinculado a la campaña electoral donde exponian sus propuestas, pero ninguno aportaba un canal de comunicación en ese espacio web donde recopilar las propuestas de comunidad universitaria. Algunos tenian el tipico formulario de contacto que dirigia directamente a un buzon de correo y otros derivaban esto a Facebook o Twitter.
  • Uno de los principales problemas detectados fue que tres de los cuatro aspirantes no especificaron en la descripcion de sus cuentas en Facebook que esa cuenta era unicamente y exclusivamente empleada para la campaña electoral, esto queria decir que NO eran sus cuentas personales ni vinculadas a sus trabajos como profesores e investigadores. La no especificación de esto ha derivado en que ahora mismo esas cuentas permanecen «muertas» sin ningun tipo de actividad desde el cierre de la campaña electoral, por lo que esto desemboca en una mala gestión de identidad digital 
  • El candidato que empleaba solo el blog vinculado al medio de comunicación tambien dejo de publicar posts justo a la finalización de la campaña. Tampoco se habia vinculado este blog a esto, por lo que tambien desemboca en una mala gestión de la identidad digital de esta persona.
  • El candidato que usaba Facebook, si vinculo perfectamente que tanto su web, como su blog vinculado a la red corporativa de la Universidad, como su espacio en Facebook tendrian un periodo de vida vinculado unica y exclusivamente a la campaña, de tal forma que si se dejaba claro que esos canales de escucha activa estaban vinculados a debatir y llamar a la participación de propuestas de su programa electoral, sin hacer que la comunidad universitaria pudiese confundirse, como en los casos anteriores, y por ejemplo hacer que un alumnos twittee con uno de los candidatos para consultarle alguna duda de una clase por ejemplo, cuando la finalidad de esa cuenta en Twitter no estaba vinculada a esto.   

Al final esto es solo un ejemplo más de tantos asociados a la mala gestión de identidades digitales y  la escucha activa que derivo en lo que yo denomino el sindrome del to-be. Este pintoresco nombre va ligado a que para nosotros to-be es «ser y estar» y en esto del #oGov se tiene que «estar en lo 2.0» pero ademas se tiene que «ser 2.0», no vale solo estar, ya que si estas pero no sabes gestionar tu identidad digital y la escucha activa vinculada a los canales de participación y colaboración que proporcionas, todo lo que hagas no valdrá nada y ademas estaras dando una mala imagen.
Tambien vinculado a #oGov estuvimos viendo que las distintas unidades y servicios administrativos de las Universidades gestionan y coordinan campañas especificas que pueden ser ge
stionadas a traves de canales 2.0, como por ejemplo en el caso de la Universidad de Cádiz, la Cátedra de Emprendedores, donde a traves de espacios en Facebook, LinkedIn, un blog, etc. abren nuevas vias de participación entre la unidad administrativa vinculada a la gestión de las acciones de la Cátedra y toda la comunidad universitaria. 
El toque de atención y quizas lo menos explorado es la transparencia y apertura de datos. Las universidades tienen muchisimos datos que pueden abrir, no solo desde el punto de vista de memorias institucionales, sino tambien actividad de grupos de investigación, curriculums investigadores, patentes, etc. 
La manera de justificar una posible inversión de una Universidad en esto es implicando a todos estos actores, desde grado institucional (Consejo de Gobierno) hasta técnico, pasando por profesorado, estudiantes, etc. ¿Cómo? lo primero mediante una difusión a todos estos niveles: cursos de verano, jornadas, seminarios, etc. que sirvan de elementos de conscienciación, y una vez superada esa barrera empezar a dibujar un proyecto conjunto donde se aglutine tanto las cosas ya existentes vinculadas a la Universidad 2.0 tal y como la conocemos ahora, como todo lo anteriormente expuesto.
David, enhorabuena por tu post y espero que este te sirva de complemento y de apoyo para que pronto podamos ver y disfrutar en la UPO de una estrategia #oGov madura y enriquecedora para todos los miembros de la comunidad universitaria a la que perteneces.

Publicado en Entidades públicas, Lobby, Noticias Etiquetado con: , , ,

#spanishrevolution: ciudadania 2.0

Participación: Un Gobierno participativo impulsa y orienta acciones que aumentan el protagonismo e implicación del ciudadano en asuntos públicos de gran interes

Podemos recordar este concepto dentro del decalogo de Gobierno Abierto que puedo asegurar, he oido, por lo menos citar, en todas y en cada una de las campañas electorales de las pasadas #elecciones22M. Mi reflexión se centra ahora en saber si esto no volvera a ser un nuevo trending topic dentro de la idea de gobierno actual y se quede solo ahi, o si por el contrario realmente se active de una vez. El caso es que sea lo que sea, si se decide activar debera hacerse con todas las consecuencias, y dentro de estas esta tambien el derecho del ciudadano a decir ya basta, o no estoy de acuerdo. Algo a lo que la clase politica actual no estaba acostumbrada, considerando a la ciudadania como acomodados o mas bien cansados, sin fuerzas ni siquiera para participar o discutir.
El Gobierno Abierto no es un juego, ni un juguete, y la ciudadania ademas esta mas preparada que nunca, tanto a nivel de conocimientos como en su alineación, sobre todo la gente joven, con ese concepto de ciudadano 2.0. Con #spanishrevolution hemos podido comprobar entre otras cosas, por un lado: que la ciudadania esta preparada para asumir el gobierno abierto y por otro lado: que la clase politica no esta tan preparada para afrontarlo siempre y cuando el ciudadano no este dispuesto a comulgar con sus directrices.

 
Nota: la imagen que acompaña este post es de Forges y se publico el 19/05/2011 en el diario El Pais

Publicado en Noticias Etiquetado con: , ,

Parecidos no tan razonables

Esta semana pasada he tenido el placer, suerte, o desgracia, según como se quiera mirar, de comprobar cómo iniciativas tan enriquecedoras para nuestra sociedad como el Open Government pueden llegar a ser totalmente tergiversadas por las administraciones. Me explico. Algo que estamos muy acostumbrados a ver todos los días los que trabajamos con plataformas de tramitación electrónica, es por ejemplo, recibir documentos firmados por mas de un firmante donde uno firma mediante firma manuscrita y el otro mediante firma electrónica. Esta acción acarrea los problema legales de no poder verificar la firma del primero, y la imposibilidad de disponer del documento original firmado, obteniendo en su lugar una copia obviamente escaneada o pretratada para insertar la firma manuscrita que puede haber sido manipulada. Es lamentable, pero cierto y real. Ocurre todos los días, y aún así se nos llena la boca diciendo que somos «los masca» en cuanto administración electrónica se refiere. 
A modo personal creo que las cosas tienen que llamarse por su nombre y también creo que si una administración pública hace un esfuerzo a nivel técnico y mediático para promulgar y promover iniciativas tales como esta, es de recibo que se entre por esa linea desde el primer momento, comprobando y auditando que situaciones como esta no se den, y esta es solo un ejemplo, hay muchas más circunstancias y situaciones tanto técnicas como organizativas aún por pulir.
Pues bien, este sentimiento es el mismo que he tenido esta semana pasada al hilo de las siguientes dos noticias y su relación directa e indirecta con la iniciativa Open Government que esta arrancando su andadura en nuestras administraciones.
La primera viene de la mano del siguiente tweet del canal del Proyecto Aporta donde se informaba de la actualización en su web de enlaces de nuevas iniciativas de #opendata a nivel mundial. Hasta aquí todo bien, pero llamo especialmente mi atención una iniciativa nacional que no conocía, concrétamente Reutiliz@ del Gobierno de Extremadura. Accedo a su espacio web y compruebo que disponen de un catalogo RISP, supuestamente información reutilizable del sector público. Lo que encuentro, nada tiene que ver con eso, mas bien un listado de posibles y futuros datos a abrir organizados en base a la estructura orgánica de la consejería que aporta esta información a la ciudadania. Entiendo que es un proyecto piloto, y que es una primera fase de algo que seguramente será mucho más, seguramente comparable al resto de iniciativas del Pais Vasco, Asturias, o Cataluña, entre otras. Pero de ahi, a decir que se dispone de un catalogo RISP, pues hay un abismo. Podría ser más benevolente y entender que si la información que se me proporciona es #opendata, cito textualmente «en formato pdf» o «en formato html», pues seria una solución #opendata con el nivel más bajo dentro de la categoria de extracción de datos establecido. Así podría considerar por ejemplo que toda web que publique estadisticas en formato HTML, por poner un ejemplo Observatorio Argos, donde puedo ver el indice de paro registrado por mes en Andalucía, proporciona un catalogo RISP, cuando no es así. Ya vimos que podría incluso extraer la información que este tipo de sitios web aporta mediante mashups de datos, pero esto acarrea tambien problemas de mantenimiento, por lo que no es nada recomendable optar por esta solución. Quizás un primer paso debería haber sido llevar a cabo un llamamiento a la participación ciudadana solicitando que datos se desea reutilizar, tal y como se esta haciendo ahora mismo en Navarra
La segunda de las noticias que llamo mi atención con respecto al Open Government fue la que se publico el pasado domingo en la edición impresa y digital de El Pais Andalucía titulada: La data molesta del BOJA. En este articulo se contaba la experiencia de un ciudadano almeriense que solicita la eliminación de la palabra «Sevilla» de las cabeceras del boletin. Quizás sea un tema menor para algunos, aunque a mi personalmente no me lo parece, y estoy totalmente de acuerdo con lo que este ciudadano solicita a la administración. El problema es que el trasfondo de todo esto es que una queja propuesta bajo un paraguas basado en el fomento de la participación ciudadana, acaba con una salida por la tangente basada, como no, en la incapacidad del sistema informático que confecciona el boletín. 
En fin, quizás esto sea lo que nos depara el destino, volver a tropezar con la misma piedra y ver como las cosas no terminan de arrancar, tal y como esta pasando con la administración electrónica a día de hoy. El caso es que aún hay que pulir y recorrer mucho para que podamos hablar de gobiernos 2.0. Sirva este post como critica total y absolutamente constructiva, donde el único afán es levantar un poco la mano sobre situaciones que aún podemos evitar.

Publicado en Noticias Etiquetado con: , , ,