Funks & Hackers. Una idea para favorecer la co-innovación pública

Funks & Hackers ha sido una idea seleccionada por el Instituto Nacional de Administraciones Públicas para ser presentada en las Jornadas de Innovación en la Administración “El camino hacia una Administración innovadora” celebradas en Málaga los días 31 de marzo y 1 de abril. La idea consiste en la organización de encuentros periódicos entre profesionales del sector público y hackers cívicos a través de los cuales favorecer el aprovechamiento de las tecnologías para la búsqueda de soluciones ágiles a problemas públicos concretos.

Cuando recibí la información de que el Instituto Nacional de Administraciones Públicas (INAP), en colaboración con el Ayuntamiento de Málaga, estaba organizando las jornadas sobre Innovación Pública abriendo un slot a propuestas en formato PeckaKucha (presentación en 20 diapositivas con 20 segundos cada una), me quedé un rato pensando qué idea podría proponer. ¿Sería interesante alguna idea sobre gobierno abierto? ¿Quizás sobre productividad personal o gestión universitaria? Éstos son los temas en los que me suelo mover. Pero la inspiración me vino de mi relación con OpenKratio, la asociación de hackers cívicos en la que estoy muy implicado.

EL PROBLEMA DE LA INNOVACIÓN EN LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

En mi opinion, una de las limitaciones para la innovación en la Administración está en que no se sabe aprovechar un factor de oportunidad clave: las tecnologias.

Además, en la Administración somos muy lentos en la resolución de los problemas que tenemos identificados. Con frecuencia se da la paradoja de que cuando implementamos una solución, ésta ya es obsoleta para buena parte de la sociedad.

SOLUCIÓN PROPUESTA

¿Cómo propongo que pongamos remedio a este problema de desaprovechamiento de la tecnología y lentitud en las soluciones? Pues celebrando encuentros en los que se favorezca el contacto y trabajo colaborativo de funks (funcionarios y demás profesionales del sector público) y hackers, mediante encuentros periódicos para identificar problemas concretos y buscar conjuntamente soluciones mediante el uso de tecnologías avanzadas.

BENEFICIOS QUE PERSIGUE

Con estos encuentros se facilitaría la búsqueda de soluciones a problemas concretos de forma ágil. Problemas que probablemente tardaríamos mucho en resolver. Además, lo hariamos implicando en los asuntos públicos a ciudadanos y ciudadanas activas, con lo que generaríamos confianza al abrir la resolucion de problemas públicos a la ciudadanía. Buena parte de la sociedad está reclamando poder participar e influir en las decisiones públicas, ¡abramonos a ella!

Así conseguiríamos innovar con las aportaciones de todos y todas, y lo hariamos ahorrando recursos públicos, aprovechando las aportaciones de la NEWdadanía[1] (la nueva ciudadania prosumidora). En un momento como el actual, en el que las arcas de nuestras Instituciones estan vacías, podríamos poner en marcha proyectos para los que no se dispondría de otra forma del tiempo, los conocimientos, o las capacidades tecnologicas suficientes.

EN QUÉ CONSISTE FUNKS & HACKERS

La idea está inspirada en Hacks & Hackers. Se trata de encuentros periódicos entre escritores de código (hackers) y escritores de actualidad (hacks) que vienen desarrollándose desde hace más de dos años, a traves de los cuales generan nuevos formatos periodísticos mediante el aprovechamiento de la tecnología. Parte de los profesionales del periodismo ya se han dado cuenta del gran potencial de las oportunidades que brindan las TIC y lo están sabiendo aprovechar.

Funks & Hackers deberia de ser una idea llevada a la práctica por el Instituto Nacional de Administraciones Públicas. Mi propuesta es que inicialmente se celebren encuentros trimestrales en la sede central en Madrid. Sería importante fijar una periodicidad estable para mantener el compromiso de los participantes. Más adelante, en caso de que la fase experimental dé resultados positivos, deberia extenderse a todas las comunidades autónomas. Incluso se podría incrementar la frecuencia para celebrar un encuentro mensual, una vez la idea se consolidara, y fijar una sede en cada provincia en la que existiera demanda suficiente con una masa crítica de potenciales participantes.

La participación en Funks & Hackers debe ser libre y abierta. Los perfiles de participantes serian:

  • Funks, funcionarios y demás profesionales del sector público que ya han descubierto el factor de oportunidad que suponen las tecnologias para compartir y enriquecer el conocimiento y generar ideas e innovaciones. Bajo este perfil podría asistir libremente cualquier profesional del sector público, incentivándose la participación de la periferia mediante la convocatoria de bolsas de viaje.
  • Hackers, desarrolladores y activistas digitales que practican el civic hacking. Este tipo de ciudadanos y ciudadanas se caracterizan por acumular gran conocimiento sobre los asuntos que les interesan, detectando los fallos y actuando de forma ágil para resolverlos. Bajo este perfil podría asistir libremente cualquier persona que al inscribirse describa una forma en que podría contribuir a una solución basada en tecnología.
  • Ciudadanos y ciudadanas. Los encuentros estarían abiertos para que cualquier persona pueda asistir como público. No hay que olvidar que, como señalaba anteriormente, uno de los objetivos principales de Funks & Hackers es implicar a la ciudadania en la resolución de los problemas públicos. Por ello, la organización debería esforzarse por conseguir que esa parte de la ciudadania que esta reclamando participar en las decisiones, participe en los encuentros.

Las sesiones de Funks & Hackers se convocarían en torno a un tópico. Los participantes con perfil funk y perfil hacker podrían proponer charlas centradas en un tema relacionado con la aplicación de tecnologías avanzadas al tópico propuesto por la organización. La selección se realizaría mediante un sistema abierto de votación entre los participantes inscritos. Adicionalmente, los organizadores podrian invitar a un ponente de reconocido prestigio sobre el tópico elegido. Las ponencias serían rigurosamente cortas, en algun formato que fuerce la concreción de ideas (p.ej. PechaKucha)

Tras las charlas, se organizarían grupos de trabajo a los que se podrían adherir libremente los asistentes. Los ponentes de la sesion asumirían la coordinacion de un grupo de trabajo cada uno. Además, para facilitar la constitución de más grupos, se dispondría de un espacio para speakers corner, de manera que cualquier asistente pueda tomar la palabra para proponer un grupo de trabajo sobre un tema concreto, que pasará a coordinar.

Cada grupo de trabajo se reuniría durante 30 minutos para discutir el enfoque y organización del trabajo, tras lo cual el coordinador o coordinadora expondría brevemente qué va a hacer su grupo de trabajo.

La organización se encargaría de habilitar canales de trabajo colaborativo para el desarrollo de la actividad propuesta por el grupo (lista de distribución, pads, sitio web…). El grupo sería autónomo para definir cómo y cuánto trabaja.

Cada sesión tendría un tiempo reservado para que los grupos de trabajo conformados en los anteriores encuentros que lo deseen, presenten sus conclusiones.

DEMANDA

Desde hace algunos años, un número creciente de profesionales del sector público ha ido engrosando distintos foros, como la blogosfera pública, el manifiesto funkzionata, la Xarxa d’Innovació Pública, el club de innovadores… en los que se percibe el potencial del uso de las tecnologías avanzadas basadas principalmente en internet para la mejora de la prestación y gestión de los servicios públicos. Ya contamos por tanto con una masa suficientemente crítica de funcionarios y demás profesionales del sector publico motivados por el CAMBIO (con mayúsculas) en nuestras Administraciones.

Por otro lado, numerosos colectivos ciudadanos vienen reclamando a nuestras Administraciones Públicas una nueva forma de hacer las cosas. Paradigmas como el Gobierno Abierto van en esta línea, aglutinando bajo una misma finalidad a un número creciente de ciudadanas y ciudadanos organizados o no. Además de la ciudadanía que a nivel individual participa activamente en diversos foros reclamando una mayor capacidad de influencia en los asuntos públicos, existen en España un buen número de organizaciones (pre)ocupadas en conseguir ese poder para la ciudadania. Access Info Europe, OKFN, Fundación CIVIO, OpenKratio … son solo un ejemplo de este movimiento.

ORGANIZACION

La organización del Funks & Hackers debería estar auspiciada (promovida, patrocinada…) por el INAP y los organismos equivalentes de las comunidades autónomas. Pero no debería ser un evento “de” estas Instituciones, sino que debería dársele independencia y autonomía, promoviendo que las organizaciones de la sociedad civil (aglutinadora de los hackers) sean protagonistas en la organización.

Sería deseable conseguir patrocinadores privados con cuyos fondos se puedan crear bolsas de viaje para la asistencia de los participantes.

INDICADORES DE ÉXITO RESULTADOS

Tras la fase experimental, sería conveniente evaluar qué soluciones ágiles se habrían propiciado con los encuentros, qué grado de implicacion de la ciudadanía se habría conseguido y qué innovaciones concretas se habrían desarrollado CON la ciudadania.

Algunos indicadores que podrian utilizarse para medir los resultados de Funks & Hackers serían: Evolución del nº de participantes inscritos; Evolución del nº de propuestas de speech; Nº de grupos de trabajo activos ; Nº de soluciones desarrolladas.

ESTADO ACTUAL

Como decía antes, ya contamos con un buen número de actores motivados por participar en los asuntos públicos. Cada una de estas personas es un nodo que se interconecta con las demás en una red que traspasa fronteras institucionales. Por eso es necesario promover y facilitar esa interacción y enfocarlo a la coinnovación.

Tenemos que evitar planteamientos que hablen de innovación desde los palacios de nuestras instituciones. Tenemos que evitar seguir encerrados y asomarnos a escuchar a la ciudadanía, promoviendo su participación activa en las soluciones a los problemas publicas, coinnovando.

Algunos periodistas por fin han entendido, a través del Hacks & Hackers, las oportunidades que les brindan los hackers, ¿y nosotros?, ¿vamos a perder esta oportunidad?

 

[1] “NEWdadanía Prosumidora”: ciudadanos y ciudadanas que no se conforman con consumir información (incluida la política), sino que producen contenidos, opinan, actúan… y todo ello valiéndose de herramientas tecnológicas que los empoderan.


Archivado en: administración pública, eventos, gobierno abierto, INprendedores públicos, OpenKratio, ponencias Tagged: funcionarios, hacking, INAP, innovación, Málaga
Publicado en Noticias Etiquetado con: , , , , , , , , , ,